LAS ARTES DEL SILENCIO Y DE LA RISA

 
 

 
En las terapias del sonido existe un lugar especial  para dos modos de expresión que vienen de un lugar profundo del subconsciente: el silencio y la risa.
 
El silencio no es un vacío que hay que llenar a toda costa, sino una presencia viva que hay que cultivar, un bien y una terapia.
 
La risa pone al mundo de cabeza, le saca fuera lo de dentro y le da la vuelta. Alimenta la cordura y hace estallar las hinchazones de todo tipo.
 
La risa del corazón, no menos que las lágrimas, Puede disolver los caparazones de soledad y de inseguridad. Tiene un poder terapéutico inmenso. Y es un calmante sin efectos secundarios y cuya eficacia se ha demostrado científicamente, pues libera las sustancias naturales del cuerpo que sirven para calmar el dolor, llamadas endorfinas y que están en el cerebro.
 
Vea las cosas desde la mejor óptica, o por lo menos vez su lado divertido. Sea ligero de corazón, radiante y reluciente; rebose salud; ponga las dificultades en su verdadero lugar; deslícese hacia la iluminación. Todas las terapias requieren un "tacto ligero", y la risa es precisamente estar tocado por la ligereza.
 
 
 
Fragmentos de EL LIBRO DE LA TERAPIA DEL SONIDO de OLIVEA DEWHURST-MADDOCK
 

Un pensamiento en “LAS ARTES DEL SILENCIO Y DE LA RISA

  1. Palabras para la alegría, la risa del corazón puede disipar la soledad y la inseguridad. Según Faber, saber encontrar la alegría en todas partes. Saber dejarla siempre a nuestro paso.Un abrazo.Yam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s