EL AMOR DE PABLO NERUDA

 

 

 

EL AMOR

 

XI

El firme amor, me diste con tus dones.

Vino a mí la ternura que esperaba

y me acompaña la que lleva el beso

más profundo a mi boca.

 

No pudieron

apartarla de mí las tempestades

ni las distancias agregaron tierra

al espacio de amor que conquistamos.

 

Cuando antes del incendio, entre las mieses

de España apareció tu vestidura,

yo fui doble nación, luz duplicada,

y la amargura resbaló en tu rostro

hasta caer sobre piedras perdidas.

 

De un gran dolor, de arpones erizados

desemboqué en tus aguas, amor mío,

como un caballo que galopa en medio

de la ira y la muerte, y lo recibe

de pronto una manzana matutina,

una cascada de temblor silvestre.

 

Desde entonces, amor, te conocieron

los páramos que hicieron mi conducta,

el océano oscuro que me sigue

y los castaños del Otoño inmenso.

 

¿Quién no te vio, amorosa, dulce mía,

en la lucha, a mi lado, como una

aparición, con todas las señales

de la estrella? ¿Quién, si anduvo

entre las multitudes a buscarme,

porque soy grano del granero humano,

no te encontró, apretada a mis raíces,

elevada en el canto de mi sangre?

 

No sé, mi amor, si tendré tiempo y sitio

de escribir otra vez tu sombra fina

extendida en mis páginas, esposa:

son duros estos días y radiantes,

y recogemos de ellos la dulzura

amasada con párpados y espinas.

 

Ya no sé recordar cuando comienzas:

estabas antes del amor,

venías con todas las esencias del destino,

y antes de ti, la soledad fue tuya,

fue tal vez tu dormida cabellera.

 

Hoy, copa de mi amor, te nombro apenas,

título de mis días, adorada,

y en el espacio ocupas como el día

toda la luz que tiene el universo.

 

PABLO NERUDA

2 pensamientos en “EL AMOR DE PABLO NERUDA

  1. De tu amor vivo cautivode tus versos prisioneroen esta carcel morir yo quieropues dulces son los barrotes si tu eres mi carceleroen esta celda sufro y gozode tal manera de ver cuan larga se hace mi esperade ver cuan honda se hace mi heridaque vivo una muerte en vidadulce muerte por amor vencidaPor mi Dama que retar puedoa Lope y a Calderony al mismisimo Quevedoduelo a muerte corazony vencer a Alberti y a Cernudayo podria que no hay dudapor tu honor gloria y venturahacer sombra de Neruda Arjuna 26/01/09 siempre suyo ..mi Señora

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s