PAISAJE MORAL DEL QUIJOTISMO – Fragmentos

 

 

 

Don Quijote es un tipo completo de acción. Contra la exactitud crítica se mostrará indiferente. Su carácter se sintetiza en la pasión por el Ideal. No será un loco, sino un apasionado. Un español concreto. España ha sido un pueblo de guerreros, de valientes, de santos.

 

Lleva en el alma, como buen hidalgo, el inocente temblor de los héroes sencillos, de los que no se olvidan de cuanto aman y lo defienden.

 

No importa que, al buscar la verdad, uno caiga en el error o en el fracaso. Lo que importa es creer y no abandonar la empresa, avivar la fe y el sentimiento en lo que tenemos por cierto. No soñar con el triunfo personal, sino con el triunfo del Ideal.

 

El quijotismo es la gran locura del hombre que ama a todas las criaturas. Se sentía tan puro como un recién nacido, llenando el mensaje del nuevo día de su propia vitalidad exaltada  con todas las grandezas. El pecho le reventaba de esperanzas, le animaba a llegar más allá de su propia ilusión.

 

Don Quijote volverá, como caballero inmortal, colocado como siempre en primera línea, elegido por los mejores. Aventurero de grandezas y desventurado de fortuna; libremente alzado sobre el orbe que le rodea, brindando la sal de sus propias lágrimas para sazonar el dolor de las heridas ajenas; lleno de magia que le empuja a no claudicar de su intención; un ser maravilloso

 

Don Quijote califica al tiempo en que vive de nueva edad de hierro, en contraposición a la edad dorada que ansía su mente. Se basta plenamente a sí mismo, hasta el punto de hacerse inmune a la soledad. En la Mancha se está solo. La misma tierra es silenciosamente sonora y atrayente. Se siente uno en ella como rodeado de presencias invisibles. El silencio, en la Mancha, es grandioso. Aquí se envuelve uno  en una desconocida fuerza telúrica. El manchego histórico, fue siempre un hombre bueno. Son gentes protectoras. Saben dar luz al temblor del alma y estética a la inquietud. Son sobrios y sufridos. Pero no aguantan la humillación. Humildes, sí; pero humillados, jamás. Aman la aventura, como iluminados por Dios sabe qué misterios; más son incapaces de avasallar al prójimo. Buscan en el prójimo al hombre cabal.

 

Para él, toda noble empresa, todo intento idealista está sujeto a la malignidad de los invisibles enemigos del bien.  Hace falta mucha valentía para saber renovarse tras de cada fracaso, para detener la caída de la voluntad tras el esfuerzo inútil. Don Quijote no se mira en sí mismo, ni claudica, ni se rinde a la necedad cuando el punza el cansancio. Su poder personal es su idea. Y es que los Grandes Ideales avivan la potencialidad del Ser.

 

Don Quijote es inmune al veneno que inocula el ambiente; jamás se engríe, nunca molesta, huye de ser importuno, nada quiere para sí, consuela a los demás de los reveses de la fortuna, adoctrina ejemplarmente ante el suceso entristecedor de la derrota. Es odiado por los pillos, porque éstos odian siempre a los imbatibles. Su virtuosismo destaca, porque siempre camina en anhelo de amor y de verdad. Luchar contra la tiranía de lo falso, destruir el gigantismo de lo absurdo, es amar a la Humanidad y querer salvarla de la dinámica maquinación de los perversos.

 

 

En Don Quijote se ejercita el alma en el cuerpo. Vive el Caballero en la tierra, pero alzado en ella, sobre las alas de Rocinante.  Don Quijote es la fortaleza de la fe en la voluntad de uno mismo, seguro del fin, ajeno a la flaqueza.

 

El idealista no es una veleta al viento, sino el que es capaz de navegar venciendo al viento, sujetando al viento; el que es fijo y seguro; el que no adula ni busca merced porque se basta a sí mismo en su esencialidad; el que puede ser feliz sin copiar los modos extraños; el inmune al fariseísmo; el que sabe oponer a la ingratitud su propio señorío, a la persistente queja la sutil filosofía de la indiferencia.

 

El libro de Cervantes tiene un alto sentido moral, filosófico y social. Es la ideología del comportamiento humano tras la paradoja del avatar. Parece decir al mundo: la paz que tienes te la quitará esa otra paz que buscas, si no te afirmas en la fe definitiva. “Mi descanso es pelear” y avanza inexorablemente fortalecido hasta el fin. De todo sabe sacar partido el quijotismo….

 

Don Quijote es el caballero que clama; el héroe contra el inmovilismo; el capitán del peregrinaje constante hacia la grandeza del hombre. El quijotismo es un crisol donde han de purificarse las disputas, diluirse las cóleras y destruirse las venganzas. Va sembrando esperanza, va dando amor al desvalido. La burla que le rodea, se destruye cuando su exacta presencia se configura en la infinita maravilla de la llanura.

 

Don Quijote se va forjando en su misión. Es un ser ávido de felicidad para derramarla en los demás. Practica el riesgo del entusiasmo. No deja en el quicio de la puerta la esperanza, sino que la pasa al interior de las almas, rompiendo las sombras. Sólo le duele la ingratitud….

 

El quijotismo encarna en cualquier ser humano bien dotado de elevados pensamientos y de sentimientos justos. Es el Ideal de la utilidad universal. La manera de ser del quijotismo es dar la cara auténtica, no criticar cómodamente desde la otra orilla, dar siempre testimonio de lealtad. Triste resulta verse sitiado por la injusticia, pero es más triste rendirse a ella. Don Quijote es de los que no se entregan. Por eso el quijotismo tiene perennidad.

 

Lucha por superar su lucha, por encontrarse a sí mismo, rastreando, en su aventura personal, la fe en su destino. Le complace ser símbolo de su autenticidad, la satisfacción de su propio esfuerzo, y hasta de su propio fracaso… Mientras el corazón no desfallezca, en tanto su alma siga lanzada, como un dardo, hacia la esperanza segura.

 

 

 

Fragmentos de “Paisaje Moral del Quijotismo” Eulalio Ramiro León – Edit. N.A.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s