GIORDANO BRUNO- NUESTRO HOMENAJE EN SU ANIVERSARIO

 

GIORDANO BRUNO (UN TITAN DE LA FILOSOFIA) 

En el Aniversaro de su muerte en la hoguera, en el Campo di Fiori (17 Febrero 1600, Roma)

Hasta los dioses están expuestos a sufrir injurias, recibir infamias, soportar censuras; pero censurar, infamar e injuriar son cosas propias de personas viles, innobles, mezquinas y malvadas.

Todos han sabido decir que lo Verdadero, lo Uno y el Ser son una misma cosa, pero no todos lo han comprendido; algunos han adoptado la manera de hablar sin alcanzar la manera de pensar de los verdaderos sabios.

La poesía no nace de las reglas, salvo en algún caso accidental, sino que las reglas derivan de la poesía, y, por ello, tantos son los géneros y especies de verdaderas reglas cuantos son los géneros y especies de verdaderos poetas.

A la naturaleza intelectual no conviene más sustento que el intelectual como al cuerpo no conviene otros que el corporal, pues el sustento no se ingiere con otro fin que el de ser asimilado a la propia sustancia de aquel que se nutre.

El amor es aquello que anima e impulsa al intelecto a fin de que éste le preceda cual una linterna.

El entusiasta tiene tanta fuerza porque tiene su “puerto interior y su isla” de paz y de inspiración en su interior. Cuando se manifiesta el espíritu heroico, se hace posible convertir las más grandes penas en los más grandes bienes.

La Amistad del entusiasta es una relación profunda y fuerte de afinidad, vínculo y resonancia espiritual, con aquellos que pueden ayudarle a ser mejor, o con aquellos que puede ayudar a ser mejores.

Lo más importante para el entusiasta es su relación recíproca con la Luz Divina, los misteriosos lazos de comunión que los religan, uno al otro. Bruno lo compara con la relación recíproca entre el Sol y la Luna iluminada por El.

La Luz Divina es el verdadero centro sagrado del alma del entusiasta.  Es la recóndita fuerza vital, es la Presencia invisible, la fuente de todas las inspiraciones, de todos los conocimientos y todos los Misterios. Es la Voz del Silencio.

El nunca se rinde, no cede ante la desesperación, no pierde la fe, y si sufre derrota, cae y se levanta, cae y se levanta, y vuelve a empezar de nuevo, no muere, renace de sus cenizas, una y otra vez.

Al espacio celeste asciende la magnanimidad, generosidad, esplendor, nobleza, prestancia, que gobierna el campo de la justicia.

Los sentidos sirven para excitar la razón solamente, para acusar, para indicar y testificar en parte, no para testificar en todo ni menos para juzgar o para condenar.   

La dificultad es aquella que está ordenada para hacer retroceder a los bribones. Las cosas fáciles y ordinarias son para el vulgo y gente ordinaria.

Yo, por tener algo mejor, no desespero; mas para vivir alegre y seguro, gozo del presente y del futuro espero: así doble dulzura me procuro.

 La verdad es comprendida por pocos y las cosas valiosas son poseídas por poquísimos.

Comprender el Destino es lo mismo que llegar a ser conscientes de nuestra unión con Dios. Al comprender nuestra unión con Dios, con el Todo, nuestro pecho se henchirá de Amor por todas las cosas.

El objeto de la vida consiste en poder comprender el Destino, pues ese conocimiento es lo único que puede llevarnos a ser conscientes de nuestra unión con el Infinito, con Dios, que es la verdadera redención. 

El espíritu heroico se contenta más bien con una caída digna o un fracaso honrado en una alta empresa en que se expresa la nobleza del espíritu, que con el éxito y la perfección en hechos menos nobles y dignos.

¡Soportad fuertemente!, con tal Fuerza Interior y asentamiento en nuestros propios principios morales, que más allá de nuestra piel el aire transmita serenidad, ajeno al volcán interno, donde la fragua de Hefaistos crea las armas mágicas, las Virtudes Divinas.

 

(Frases recogidas de diversos textos de Giordano Bruno)

 

 

 

Diálogo de Giordano Bruno con sus discípulos en su calabozo

 

Prefiero estar vivo en la muerte antes que muerto en la vida… Si tomamos los mismos métodos que los inquisidores, si utilizamos la violencia y el dolor; tarde o temprano nos volveremos como ellos. Así como el licor al cuerpo, la crueldad hace al alma acostumbrarse a ella y gozar del sopor moral que le sigue. Debemos controlar nuestra imaginación. Habéis entrado en el círculo vicioso de pensar e imaginar tan sólo mis sufrimientos, pero olvidáis los frutos que darán en el futuro. No me han enterrado a mi en los "Piombi", sino a una humilde semilla de la filosofía, que germinará en los siglos venideros. ¡No lloréis la semilla; presentid el árbol! Día, llegará, hermanos, en que la Sabiduría de civilizaciones más antiguas que ésta renovará en nosotros la tumba del conocimiento. Ese día caerán las concepciones dogmáticas y separatistas que hoy me mantienen encerrado porque afirmo que la Tierra es esférica, el Sol el centro del sistema, y cada estrella el eje de otro sistema semejante, con sus habitantes particulares y sus especiales conceptos de la Divinidad.  Lloro por vosotros que permaneceréis viviendo entre ellos, más os envidio; haréis mucho por la humanidad.  La "santa ira" es sólo permitida a los puros de corazón, porque ya no la utilizan para destruir, sino construyendo. ¡Cuídate de odiar!.

 

¡Maestro, sólo odio la mentira! . Os he dicho que la mentira no existe. Combatidla sin darle mayor importancia, proclamando la verdad, la universal verdad de la sabiduría, la religión sin nacionalidad, ni épocas, ni dogmas….

No olvidéis mis obras. Estoy más en ellas que en este moribundo cascarón de carne…

 

Siete años más tarde, a pesar de los esfuerzos de quienes le amaban. Giodano, que había sido conducido a Roma, compareció ante el Tribunal del Santo Oficio establecido en el Convento de Santa María de la Minerva, y fue condenado a ser quemado vivo, después de haberle sido arrancada la lengua.

 

Al serle leída la sentencia, aquel esqueleto aún vivificado por obra de una voluntad sobrehumana, abochornó a los jueces con su frase: ¡Tembláis más vosotros al leerme esta sentencia que yo al escucharla!

 

Extracto recogido de la Novela Histórica "El Alquimista" de Jorge A. Livraga

 

 

 

 

Heroico Maestro, que tu Valor y tu Amor a la Verdad, sean para todos los pequeños que marchamos por el Sendero, estela luminosa y guía certera que disipe temores o dudas, y nos haga marchar hacia Adelante, pisando sombras, hacia las estrellas imperecederas donde Tu Alma inmortal,  brilla luminosa.

Recopilado por Loto

Un pensamiento en “GIORDANO BRUNO- NUESTRO HOMENAJE EN SU ANIVERSARIO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s