LA PAZ INTERIOR, LA PAZ EXTERIOR ¿SON POSIBLES?

La paz es una actitud interior de armonía, una armonización con nosotros mismos y con nuestros propios componentes. Una armonía justa, que se base en la verdadera Armonía Universal, en la que el hombre no se vea como un elemento aislado, enemigo del hombre y de la Naturaleza, sino como amigo de todo. En concordia, corazón con corazón.

¿Qué es lo que somos? Somos un Misterio. Somos aquello que está detrás de todas las cosas , una especie de observador que transciende todo tipo de manifestación.

Debemos seguir lo que consideremos correcto, sin importarnos lo que los demás puedan decir.

 Vale más amar que ser amado. Es mejor ser fuente que da, que pozo que recibe. Lo mejor, es ofrecer, dar, tener la capacidad de amar sin hacer un cálculo previo de cuánto nos debe reportar este amor. Entonces algo se despierta dentro de nosotros y vamos entendiendo nuestro entorno. Vamos entendiendo al pájaro, a la montaña, al viento, y también a nuestros hermanos los hombres; vamos entendiendo la historia de los distintos momentos por los que pasó la Humanidad; vamos comprendiendo, de una manera pacífica, toda la sabiduría que hay en el mundo, que es fruto de Dios; y es también fruto de Dios la Armonía Universal en la cual todas las cosas están unidas.

Esta unión es lo que nos da la paz interior, la paz de saber que Dios ha pensado todo esto, que todas las cosas están pensadas de tal manera que nuestro sufrimiento siempre es soportable.

Paz interior es poder encontrarse a sí mismo, reconocer que en esta gran Sabiduría divina, no todos hemos nacido para la misma cosa, y que cada cual tiene su camino, su destino, su alimento, su viento y su forma de ser y de expresarse.

Consideramos que Dios ha pensado todo esto. Todo lo que nos pasa, todo lo que nos va a suceder está planificado de alguna manera. De tal suerte, todas las inquietudes desaparecen, y aun las dificultades de la vida se ven como pruebas, como eslabones que tenemos que pasar para poder purificarnos.

El agua más pura no es aquella que está estancada en medio de una charca sin moverse, sino aquella otra que viene saltando cantarina a través de las piedras.  Esa agua se ha purificado a través del choque, miles y miles de veces, con las distintas piedras, es esa agua que ha cantado con su dolor y que ha hecho una espuma blanca de esperanza y un arco iris de color en cada uno de sus golpes.

 

El hombre debe ser como el agua, debe correr a través de la vida igual que el agua, saltando, cantando, manteniendo una cierta alegría y una fuerza interior que le haga fluir, y teniendo la sabiduría simple y sencilla del agua, que sabe siempre dónde va, que sabe siempre dónde está el mar.

Si buscamos una brújula interior, sabremos hacia donde vamos. Todos los dolores, golpes e inconvenientes, no serán para nosotros nada más que pruebas. Si el hombre pudiese, a través de los golpes de la vida, mantenerse vertical, entonces encontraría la paz en su corazón. Hay que ir a lo profundo y encontrar el sentido de todas las cosas, de todo aquello que nos rodea y de todo aquello que tenemos en nuestro interior.

No vamos a poder confiar demasiado en fórmulas, sino en aquello que cada uno de nosotros podamos hacer y transmitir. Esa recreación de un mundo distinto, de un mundo nuevo, pasa por cada uno de nosotros.

La paz exterior, la paz colectiva, pasa obligatoriamente por la paz en nosotros mismos. Mientras haya gente egoísta, aferrada a lo material, existirá la explotación en el mundo. Mientras haya personas que odian a otras por el mero hecho de tener ojos de diferente color, o porque les han caído mal, existirá el racismo en el mundo. Mientras haya gente que en vez de contestar con buenas palabras y razones, en lugar de entender al de enfrente, le de un golpe o una patada, existirá al violencia en el mundo.

Tenemos que recrear un mundo nuevo, recrear un mundo diferente. Esa recreación de un mundo distinto, de un mundo nuevo, pasa por cada uno de nosotros.

Tenemos que tratar de salir del manicomio, tenemos que intentar regresar a una actitud simplemente normal, personal. Precisamos de una actitud personal, un contacto humano, un poco de amor entre las manos, y volver a tener una actitud natural frente a la gente, frente a la Naturaleza.

Aquel que más ama, que más fuerza de voluntad pone en sus actos, en sus pensamientos, en su corazón, es naturalmente padre.  Aquel que sabe dar a todos de la mejor manera lo que tiene en su corazón, de forma simple, para que pueda entenderse y sentirse.

¿Y si el mundo lo cambiase una sonrisa, una actitud diferente?

Si cada uno puede esforzarse en su interior, si puede sonreír un poco más, si mañana, cuando salga el Sol, se ve en el espejo con un rostro  no contaminado, si lanza a la gente una sonrisa, encontrará Paz.

Paz es alegría, es armonía, es poder realizar en el mundo las mejores cosas. Volvámonos como una lámpara transparente, para que la luz que por gracia de Dios tenemos todos, pueda llegar a todas partes. Se trabaja por la paz manifestando lo que hay dentro de nuestro corazón de manera que se pueda ver, que se pueda sentir.

La paz nace de nuestra propia guerra interior, de nuestro enorme esfuerzo y acción, de nuestro enorme Amor.

Benditos sean aquellos que pueden sentir ese amor. Benditos sean aquellos portadores de la paz. Benditos sean aquellos que tienen el valor de decir que la paz es fundamental para todas las cosas.

Que la Paz reine en el mundo, reine en nuestros corazones y en cuanta relación exista entre las personas, los animales y las plantas. Entonces Dios estará con nosotros.

   

Extracto de la conferencia del Prof. Jorge A. Livraga "La Paz Interior y Exterior ¿es posible?"

Un pensamiento en “LA PAZ INTERIOR, LA PAZ EXTERIOR ¿SON POSIBLES?

  1. excelentes reflexiones alivian el cansancio del alma y mejoran las relaciones del ser humano………….ojala todas las personas dedicaran aunque fuera media hora de su preciado tiempo para alimentar el espíritu con estas reflexiones tan sabias……………………………

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s