LA CONFIANZA EN SI MISMO

La confianza en sí mismo  surge cuando se sabe…  

 

            Que para lograr una cosa, hacen falta muchos pasos encaminados con perseverancia en el mismo sentido.

 

            Que no se puede luchar contra el tiempo, sino aprovechar su corriente y ganar minutos a favor de ese impulso.

 

            Que es necesario aclarar las propias ideas y sentimientos, aunque para ello haya que enfrentar el amargo trago de reconocerse a sí mismo tal y como se es  en este momento.

 

             Que no somos perfectos, pero somos capaces de concebir lo que es la perfección.

 

            Que los estados de ánimo son cambiantes, pero no afectan al verdadero Yo, que es la raíz de la confianza en sí mismo.

 

            Que el dolor es condimento necesario en la vida, indispensable para aprender, en la medida en que los dolores se convierten en experiencias.

 

             Que “la acción es preferible a la inacción”, y el compromiso con la vida es preferible a la indiferencia apática.

 

            Que todos disponemos de fuentes enormes de energía que no sabemos utilizar, bien porque las desconocemos, porque no creemos en ellas o porque no las sabemos aplicar: dosificar el esfuerzo, no escatimar la entrega, no abusar de las propias fuerzas.

Que los fracasos son enseñanzas y los éxitos son pruebas felizmente superadas en el camino.

 

            Que siempre recibiremos críticas y alabanzas, pero ni unas ni otras valen lo que nuestra conciencia serena nos indique como positivo o negativo para nosotros mismos.

 

            Que nada ni nadie puede arrebatarnos nuestra esencia de seres humanos; y esa es nuestra fuerza.

 

            Que la convivencia con los demás hombres es maravillosa, pero no debemos esperar que los otros lo hagan todo por nosotros, ni tampoco ser tan orgullosos como para no aceptar ninguna ayuda.

 

            Que si descubrimos hombres superiores a nosotros, aprovechemos para tomarlos como ejemplo y no como motivo de depresión; y si los encontramos inferiores, veamos qué es lo que debemos evitar y no los usemos para vanagloriarnos de lo que somos y poseemos.

 

            Que como seres humanos tenemos un punto de partida y un destino al que llegar, que nuestro quehacer actual tiene un porqué, una necesidad y una finalidad.

 

            Que no todo está escrito, y por lo mismo, nosotros podemos agregar unas palabras más en el Libro de la Vida.

 

Profra. Delia S. Guzman

 

Anuncios

2 pensamientos en “LA CONFIANZA EN SI MISMO

  1. Estoy de acuerdo en la mayoria de lo enunciado. Yo tengo confianza en mi misma, cuando en mí resuena la certeza de que lo que pienso o siento es verdad para mí.Un saludo. Anaisay

  2. La confianza en si mismo se sustenta en diversos factores, I)-En la convicción del propio proyecto de vida II)-En la capacidad para concebir y concretar dicho proyecto III)-En el entusiasmo y la vehemencia en el transito de su logro IV)-En la forma y seleccion de los medios para ello V)-En la firmeza y perseverancia del objetivo o meta propuesta VI) y un elemento importante para obtener dicho logro, que es la FE como sentimiento que nos eleva a nuestra más alta condición humana y nos otorga el PODER Y LA FUERZA para lograr cada objetivo que nos proponemos en la vida. Pero la FE no como actitud contemplativa sino como ACCION encaminada a obtener los objetivos y concretar los SUEÑOS no de manera egoista sino altruista con una actitud filantropica frente a la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s