HOLDERLIN

Hölderlin (Poemas)

 

" En vano ocultamos en el pecho nuestros corazones,
en vano, maestros y discípulos, pretendemos frenar nuestro valor,
porque ¿quién podría impedirlo, prohibir la alegría?
El fuego mismo de los dioses día y noche nos empuja
a seguir adelante. ¡Ven, pues! Miremos los espacios abiertos,
busquemos lo que nos pertenece, por lejano que esté".
**

  

 

¡Oh heroína, sólo a ti la tuz, sola te sustenta en la luz,

y tu paciencia, oh bondadosa, alimenta tu amor;

ni siquiera estás sola, te acompañan amigos de la infancia

donde reposas  y floreces entre las rosas del año

Y el Padre mismo con el aliento dulce de las musas

te envía un tierno canto para que te arrulle

¡Es ella, sí! De la cabeza a los pies veo ante mí

a la Ateniense, caminando en silencio como antaño

Y cuando, amable espíritu, de tu serena frente pensativa

caen seguros entre los mortales tus rayos bienhechores,

así me afirmas y me dices lo que a otros puedo repetir,

incluso a aquéllos que no quieren creerlo,

que la alegría dura más que el dolor o la ira

y que un áureo día es, finalmente, aún, un día cotidiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s